Curso de Reflexología. Clase número 10

Curso de Reflexología. Clase número 10

Continuamos con nuestro Curso de Reflexología Podal. Aquí abordaremos las zonas importantes. Dividiremos esta parte en 1 de 3.

DOS ZONAS MUY IMPORTANTES. Parte 1 de 3

Existen dos zonas importantísimas del organismo, sobre las que se puede influir muy directamente mediante el masaje podal y que influyen más directamente sobre el estado general del organismo. Estas son: el Plexo solar y el sistema linfático.

El Plexo solar es un nudo muy grande, situado detrás del estómago, que ha sido llamado por algunos científicos, el cerebro abdominal”.

El estómago está situado en el lado izquierdo del cuerpo. El plexo solar se compone de dos grandes ganglios, desde los cuales salen distribuyéndose hacia muchos lugares, dividiéndose en muchos ganglios más pequeños en forma semi-lunar. Existen unas 10 subdivisiones.

Los ganglios son una masa de tejido nervioso que contiene las células nerviosas (neuronas). El ganglio es como un pequeño centro de energía, situado fuera del cerebro y de la médula espinal. Ambos ganglios del plexo solar son pre vertebrales, lo que quiere decir que están situados al lado de la columna vertebral. Uno de ellos llamado ganglio celiaco o abdominal, está situado cerca de la arteria abdominal, en el nivel en que dicha arteria se origina. El otro ganglio, que es el principal, se llama “mesentérico”, porque está conectado al mesenterio, enlaza con la membrana que rodea al intestino delgado y forma un recubrimiento en la cavidad abdominal, se le encuentra en el lado izquierdo de la aorta abdominal.

Este es el ganglio en el que se origina el sistema nervioso simpático y del cual las fibras simpáticas pasan a los órganos abdominales. El sistema nervioso simpático es por lo tanto, una parte o una subdivisión del plexo solar.

El plexo solar, junto con el sistema nervioso simpático (que también es una subdivisión del plexo solar) controla la maravillosamente orquestada secuencia de acontecimientos en nuestro sistema, de los que dependen nuestras vidas.

El plexo solar preside nuestro Sistema nervioso simpático y se dice que está completamente desarrollado y realizando ya funciones vitales en los primeros estadios de la vida del embrión, período en el que ni siquiera el cerebro está plenamente desarrollado.

Si se estimula el sistema nervioso simpático, como ocurre con un susto repentino, funciona como una estación de emergencia, esto origina la constricción de los vasos sanguíneos, la elevación de la presión sanguínea, la aceleración del corazón, y permitirá un mayor consumo de energía, si esto es necesario.

También inhibe la acción de los intestinos, de ahí que la prolongada tensión produzca como resultado el estreñimiento.

La segunda división de nuestro sistema nervioso autonómico o vegetativo, la parte cráneo-sacra, se llama sistema parasimpático.

La estimulación del mismo incrementa la secreción de las glándulas endocrinas hace bajar la presión sanguínea y calma el corazón.

Vemos que el plexo solar es el mayor de los centros nerviosos: preside la mayor parte del sistema nervioso autonómico o vegetativo, e incluso organiza la circulación de la sangre, modificando el volumen de la misma que pasa a través de los vasos sanguíneos y regula la circulación de fuerzas e impulsos electromagnéticos vitales que fluyen a través del sistema.

Por eso dice Theron Dumont, que el plexo solar es también una fuente de fuerza vital y energía física, y el gran almacén de ellas, siendo así mismo su generador.

El plexo solar puede ser llamado también “el cerebro sensorial, pues es el centro de las sensaciones y emociones. Una persona puede experimentar una sensación muy especial en el pecho, y por debajo de éste, cuando tiene lugar una fuerte sensación, la gente la describe como “un mareo de estómago, pero en realidad es una sensación del plexo solar, el cual manda mensajes e impulsos a través de los nervios, a los órganos correspondientes, causando no solo cambios fisiológicos , sino también originando estados mentales particulares, que a su vez influyen sobre el estado físico de la persona, todo estado mental y emocional tiene una manifestación física.

Es un hecho bien conocido el que una lesión en el plexo solar altera el proceso natural de la vida, y que un fuerte golpe en ésta área, puede incluso causar la muerte instantánea.

El propósito de la detallada descripción que acabamos de hacer, de la localización y el funcionamiento del plexo solar, es para remarcar, el que a fin de obtener los mejores resultados en su trabajo deberá comenzar por el pie izquierdo y más particularmente en la zona del plexo solar, lo cual hará posible su normal funcionamiento, pues allí es donde se originan los principales procesos vitales

El comenzar el masaje compresivo reflejo en ésta área clave, produce una relajación inicial del plexo solar, la cual hace posible su natural funcionamiento, el cual a su vez origina la respuesta fisiológica natural de todos los órganos.

El plexo solar puede ser alcanzado en ambos pies, a pesar de su localización en el lado izquierdo.

Los resultados de la experiencia lo confirman, a pesar de que no exista una explicación directa de porqué es así.

Compartir