Curso de Reflexología. Clase número 16

Curso de Reflexología. Clase número 16

Continuamos con nuestro Curso de Reflexología Podal. Hoy veremos el corazón.

CORAZON Y CIRCULACIÓN

El corazón es el músculo más importante y activo del cuerpo, late unas 72 pulsaciones por minuto, o más de 100.000.- veces al día. La presión o contracción se llama Sístole y la dilatación Diástole.

El corazón posee cuatro cavidades, dos en la parte superior llamadas aurículas y dos en la parte inferior llamadas ventrículos.

Las aurículas se relacionan con sus correspondientes ventrículos por medio de un agujero los aurícula-ventriculares. La aurícula y ventrículo derecho están separados de la aurícula y ventrículo izquierdo, por un tabique el aurícula-ventricular.

La sangre venosa entra en el corazón por la aurícula derecha, desciende al ventrículo, éste la lanza a la arteria pulmonar a ambos pulmones, allí se desprende del anhídrido carbónico adquiriendo el oxígeno, dicha sangre oxigenada, es conducida por las venas pulmonares a la aurícula izquierda, desciende a su ventrículo, éste empuja hacia la arteria Aorta, y es conducida por todo el cuerpo hasta la red capilar en donde cede el oxígeno recibiendo en cambio el anhídrido carbónico, quedando transformada en sangre venosa, y vuelve al corazón derecho.

La circulación que va desde el corazón derecho pasando por los pulmones hacia el lado izquierdo se llama pequeña circulación o circulación pulmonar, y la circulación que tiene lugar desde el corazón izquierdo hacia el recorrido por todo el cuerpo se llama gran circulación.

Así es que nos demos cuenta de 1a importancia que tienen el corazón y el sistema circulatorio, a éste motor impulsor de la sangre muchas veces le falta energía, o le sobra. Mediante la compresión en su reflejo lograremos mejor ritmo, mejor riego sanguíneo, mejor nutrición de las célu1as.

Problemas cardiacos, problemas circulatorios, varices, alteraciones de la presión sanguínea etc.

En problemas serios, presionar con suavidad al compás de la respiración.

Presionar al inspirar, hacer algunas presiones y ceder lentamente al expirar.

Compartir