Saltar al contenido

Curso de Reflexología. Clase número 17

APARATO DIGESTIVO: METABOLISMO

El aparato digestivo es un conjunto de órganos cuya misión es verificar la digestión de los alimentos.

La digestión comienza en la boca y termina en el intestino grueso, pasando por varias trasformaciones hasta llegar a la absorción de los elementos nutritivos, de las cuales se nutren las células.

Los órganos que comprenden dicho aparato son: La boca con sus maxilares, la faringe, esófago, estómago, intestinos delgado y grueso, ano, duodeno, páncreas, hígado y vesícula biliar.

En alteraciones de dicho aparato presionaremos las zonas reflejas que correspondan a cada problema.

Malas digestiones, úlceras, gastritis, acidez de estómago, inapetencia, las zonas donde insistiremos serán: Estómago, duodeno, páncreas, hígado y vesícula biliar.

En casos de diarrea, estreñimiento, dolores abdominales, gases, colitis crónicas, inflamaciones, etc. presionaremos las zonas de los intestinos delgado y grueso además de las ya dichas.

El intestino grueso o colon, hay que empezarlo por el pie derecho, siguiendo su trayecto.

En diabéticos insistiremos en el páncreas, hígado, aconsejar que se hagan análisis de glucosa para un control, y notar el progreso favorable del tratamiento.

Hay muchas personas que sufren del hígado, éste órgano que es el mayor del cuerpo (pesa 1.500,- Kg.) es el que influye en ciertas dolencias ya que es el laboratorio del organismo, cuando existen alteraciones puede ocasionar diversas enfermedades como son: reumatismo de todas clases, urticaria, asma, jaqueca, hepatitis, y muchos otros trastornos.