Saltar al contenido

Curso de Reflexología. Clase número 19

SISTEMA LINFÁTICO

El sistema Linfático es un sistema circulatorio diferente al de la sangre, es muchísimo más lento, pero cumple una misión muy importante, limpia los tejidos de materias extrañas y gérmenes dañinos, es el sistema de defensa del cuerpo.

En la sangre encontramos sustancias vitales y nutritivas para las células, pero también se encuentran hormonas, células destruidas a causa de derrames, heridas etc., todos estos desechos y detritus, está encargada la linfa o vasos linfáticos para transportarlos a los ganglios linfáticos, y allí liberarse y depurarse de estas sustancias.

El sistema linfático está formado por las amígdalas, bazo, vasos linfáticos y ganglios linfáticos, en los que se forman constantemente millones de linfocitos, éstos son imprescindibles ante todos los estados infecciosos, ya que atacan a los virus y bacterias.

Pero cuando hay éxtasis en este sistema se suman gran cantidad de trastornos como son: Inflamaciones, infecciones, granos etc.

Podemos ayudar activando este sistema de defensa mediante presiones en todo el sistema linfático.

El bazo está situado en el hipocondrio izquierdo por encima del riñón izquierdo y delante de él, mide unos 13 CMS. de longitud, 8 CMS. de ancho y 3 de grosor,

pesa unos 180,- grs. está en relación íntima con la formación de linfocitos y monocitos, y con la destrucción de hematíes o glóbulos rojos, aún no se conocen todas sus funciones, aunque se sabe no es imprescindible para la vida.

Experimentando en ratones se ha comprobado que el bazo produce sustancias contra la anemia, también contra los efectos nocivos de las radiaciones, y contra el desarrollo de ciertos tumores inoculados en experimentos.

Las amígdalas son los órganos conocidos como glándulas de la garganta, éstas son dos centinelas que contienen infinidad de célula s defensoras capaces de capturar y destruir gran número de microbios, venenos y sustancias extrañas, además producen liquidas desinfectantes del fondo de la boca. Cuando existen pocas defensas las amígdalas son vencidas por los microbios, entonces se produce la inflamación de las mismas. Si los microbios son muy poderosos da lugar a la producción de pus.

Cuando se infectan repetidas veces los médicos aconsejan sacarlas, ya que se corre el peligro que el pus se esparza por diferentes partes del cuerpo, llegando a afectar incluso al corazón.

No obstante hay que intentar por todos los medios sanarlas mediante gárgaras calientes de manzanilla o salvia, o tomillo con limón, abundantes zumos de frutas especialmente naranja, limón con tisanas, régimen suave caldos vegetales, ensaladas, combatir el estreñimiento, y con la reflexoterapia presionando el reflejo de las amígdalas y glándulas linfáticas superiores para darles defensas.

ARTICULACIONES

Muchas personas hoy en día sufren de problemas en las articulaciones, el desgaste de los cartílagos que es la tan generalizada y dolorosa Artrosis, debido al desgaste de los cartílagos a través de los años y también a la carencia de ciertos minerales, especialmente la magnesia.

Es necesario tomar una dieta equilibrada con suficiente proteína, y vitaminas especialmente la C y también minerales en especial el magnesio.

También debemos de dormir lo suficiente, 7 u 8 horas los adultos ya que es sabido que si no se duerme suficiente el calcio no se fija en los huesos produciendo desgaste.

El reuma también hace mella en las articulaciones, tanto si es debido a focos infecciosos, como a una acumulación de ácido úrico y artritis.

El reumatismo podemos tratarlo mediante una dieta desintoxicante: Verduras, ensaladas, tomates, pepinos, rábanos etc. frutas especialmente el limón, como proteínas tomaremos leche, quesos frescos, yogur, frutos secos. Para la Artritis eliminaremos todos los alimentos que contengan ácido úrico: Carnes, embutidos, conservas, vísceras.

Nos beneficiará mucho las saunas, sudar en cama con bolsas o esterilla caliente, tomando tisanas calientes para sudar: .abedul, Ortiga, Estigmas de maíz, Cola de caballo, Agracejo, todas éstas plantas ayudan a eliminar el ácido úrico.

Reflexoterapia: Debemos de presionar la zona correspondiente a cada articulación, y además aparato digestivo, hígado y riñones, si hay inflamación en el sistema linfático.