Saltar al contenido

Curso de Reflexología. Octava Clase

COMO EMPEZAR UN TRATAMIENTO DE REFLEXOTERAPIA. Parte 2 de 2

Ahora nos toca el aparato digestivo del pie izquierdo. El estómago, duodeno, páncreas, intestino delgado, y bazo.

Cambiaremos al derecho y repetiremos todo menos el bazo, pero añadiremos el hígado y la vesícula biliar. Continuaremos con el intestino grueso o colon en el pie derecho, apéndice, válvula ileocecal, colon ascendente, transverso, y luego continuaremos el recorrido en el pie izquierdo, transverso, descendente, y recto hasta el ano. Seguimos con el pie izquierdo, presionando la zona de los ovarios, centro talón, los laterales zonas sexuales y la región hipogástrica, añadiremos también la zona del nervio ciático

Pasaremos luego al derecho repitiendo la misma secuencia. Ahora nos iremos al pie izquierdo en las zonas de los hombros y de las rodillas, y también las del derecho.

En las zonas superiores de los pies se encuentran reflejadas las áreas de: Maxilares, amígdalas, laringe, faringe, sistema linfático superior, oído interno. Zona del equilibrio, senos, diafragma, las mismas zonas las haremos en el pie derecho.

En el pie izquierdo presionaremos las lonas del sistema linfático, situadas alrededor de los maléolos interno y externo, al mismo tiempo podemos trabajar las áreas de las caderas que se encuentran debajo mismo de los maléolos igualmente el interno que el externo.

Nos pasaremos al pie derecho, practicando la misma secuencia.

Para finalizar haremos unas fricciones de calentamiento en los dos pies, y al final nos despediremos con un masaje sedante centrífugo, y finalizaremos la sesión dejando unos minutos de descanso con los pies abrigados con una toalla o manta si hiciera fría.

Si la paciente tiene la tendencia de tener los pies fríos, le aconsejaremos que se los lave alternativamente con agua caliente y fría, con la caliente 3 minutos y con la fría medio minuto, siempre lejos de las digestiones.

Porque hay que cambiar de un pie a otro repitiendo las mismas zonas?

El motivo es el siguiente: El trabajar todas las áreas del pie izquierdo sin cambiarse al derecho, causaría un desequilibrio en la circulación y no solo de las corrientes magnéticas sino también de la sangre, ya que la mitad del cuerpo estaría relajada y otra mitad estaría aún tensa, esto podría conducir a un malestar, o a una ligera desorientación.

Una cosa hay que tener en cuenta, es que la zona de la cabeza tiene los reflejos cruzados, por ejemplo: Si estamos presionando la zona del ojo izquierdo, tendremos que hacer la presión en el pie derecho, y sí queremos presionar la zona del oído derecho, deberemos de presionar el área del pie izquierdo, o sea que el reflejo del masaje es cruzado, solo en la cabeza.